martes, 19 de noviembre de 2013

UN PARTIDO PARA LA HISTORIA

MECALIA ATL. GUARDES 20 – ZVEZDA ZVENIGOROD 28











Primer tiempo para la épica, segundo para la lógica y todo un partido para disfrutar.

Eso es lo que sucedió en A Sangriña el día 17. Con la eliminatoria prácticamente decidida, y la afición de su parte, salió el Guardés decidido a vender cara su piel, y con sacrificio, rigor defensivo y acierto en ataque, logró mantener a raya a todo un equipazo, el ruso, que le superaba con creces en físico, en técnica, en experiencia y en fondo de banquillo. Muchos hándicaps para las guardesas que se mantuvieron toda la primera parte, con alternancias en el marcador, llegando al descanso con un meritorio empate a 13 tantos.
Gran primera parte por tanto, donde la afición vibró con intensidad y la presión de la grada encogió la mano de las rusas, que de seguir así, veían comprometido el resultado del encuentro.
El paso por el vestuario vino a cambiar las cosas. El equipo ruso, de seguro que tras una gran bronca de Alexander Revva, salió con una nueva actitud y puso en marcha su poderosa maquinaria, mientras el Mecalia sufrió una pájara de efectividad ( no marcó hasta el minuto 8) perdiendo muchos balones en ataque y facilitando una de las mejores armas de las visitantes, su letal contragolpe.
Ahora se imponía la lógica, y poco a poco el equipo ruso fue abriendo brecha.
Manu Etayo, ya tenía en mente el dar minutos a todas las jugadoras, con la intención de mantener lo más íntegras posibles las fuerzas de cara a los dos compromisos ligueros de esta semana, el miércoles en Barakaldo contra el Zuazo y el sábado en A Sangriña, el derby contra el Porriño, y así fue dando entrada a todas las jugadoras, a excepción de Amit que llevaba toda la semana con molestias en una cadera.
Aún así, las locales le mantuvieron la cara al encuentro y nunca bajaron completamente los brazos, pero no lograban contrarrestar con eficacia las acciones de las visitantes que empleaban con efectividad sus armas atacantes; Velocidad en las transiciones, el contragolpe y el lanzamiento exterior, con verdaderas cañoneras que perforaban de forma inapelable la portería guardesa, defendida en esta mitad por Irene.
La afición, entregada ya desde antes del inicio del encuentro, no cedió en su ánimo ni un solo segundo, tributando al finalizar el partido un emocionante y agradecido homenaje a sus jugadoras, que fueron las artífices de que pudiésemos disfrutar aquí en a Sangriña de un balonmano de primer nivel europeo.
Tarde que deberá inscribirse con letras de oro en la historia del deporte guardés, la visita de uno de los mejores equipos femeninos de balonmano de Europa, o lo que es lo mismo, del mundo.
Estrellas como Sidorova, Postonova, Antonova, Lobach y otras cinco internacionales más, evolucionaron y tuvieron que sudar en A Sangriña para vencer al Atlético Guardés, primer equipo del balonmano femenino gallego que logra acceder a una competición europea.
Finalizado el encuentro, en rueda de prensa, el entrenador ruso, expresó su admiración y envidia por la afición guardesa y confesó, que nunca había visto algo parecido en ninguna parte. También expresó su convencimiento de que nuestro equipo, luchando así y con este apoyo de la grada, tiene abierto un amplio horizonte de futuro, donde podrá llegar a alcanzar metas significativas.
Enhorabuena a todos, jugadoras, técnicos, directivos, socios y aficionados en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario